martes, 22 de septiembre de 2015

¿Es bueno o malo el final de Metal Gear Solid V The Phantom Pain?

V has come to...

El pasado 1 de septiembre y después de una gran espera (desde el 2012 se venía hablando del juego) finalmente salió la última parte de Metal Gear: Metal Gear Solid V The Phantom Pain, la despedida de Hideo Kojima de esta saga y de Konami, su casa por tantos años.

En cuanto a gráficos, mecánicas, mundo abierto, innovación y música (no olvidar temazos como Sins of the father o el Quiet’s theme), tanto la crítica como los jugadores han caído rendidos ante el juego, siendo las calificaciones más negativas las de un 9 sobre 10 y  siendo llamado por muchos como “título indispensable”  u “obra maestra”.

En cuanto a la historia y en especial el verdadero final titulado The man who sold the world, se ha creado una fuerte polémica donde algunos alaban el ingenio del japonés y su valentía por querer hacer algo diferente, mientras que otros (la gran mayoría, al parecer) consideran que el giro final es una bazofia: Pretencioso, estúpido y sin sentido. Ambos bandos parecen estar en sus trece y son radicales en su posición.

Pero, ¿es bueno o malo el final de la última aventura de Big Boss? Pues seré igual de ambiguo que el japonés de marras y diré que sí pero no, es decir…..


ES OBVIO POR EL TÍTULO DE ESTE POST QUE ESTA ENTRADA TIENE SPOILERS DEL FINAL DE METAL GEAR SOLID V THE PHANTOM PAIN PERO NO FALTARÁ EL DESUBICADO QUE NO SE HAYA DADO POR ENTERADO. LO QUE SIGUE A CONTINUACIÓN SE HABLARÁ DE MANERA EXPLÍCITA DEL MISMO POR LO QUE ES RECOMENDADO QUE YA LO HAYAN TERMINADO. ADVERTIDOS QUEDAN.


Torturas a manos de este par si lees esto y no has terminado el juego....



…A nivel argumental, un desastre


A manera de recorderís: Después de terminar con el villano del juego, Skull Face, el juego no termina sino que continúa repitiendo las mismas misiones (Wtf?) pero esta vez con diferente dificultad. Finalmente al llegar a la misión 46 debemos jugar nuevamente el prólogo donde escapábamos de la masacre del hospital guiados por un hombre en vendas que se hacía llamar Ishmael. Allí, finalmente la cruda verdad es revelada: Descubrimos que el vendado es el verdadero Big Boss mientras que el personaje con el que jugamos durante toda la aventura es el médico que apareció en Ground Zeros, al cual, por medio de hipnosis, se le ha convencido que es el protagonista de la serie, para que se convierta en una especie de señuelo o si se quiere de fantasma (de allí el título del juego) que sirva para distraer a los enemigos de Big Boss mientras éste se dedicaba a sus negocios y construir la verdadera Outer Heaven.

Comencemos por lo obvio: Nos vendieron el juego como algo completamente diferente de lo que terminó siendo. Se hablaba de que este sería el eslabón perdido entre Metal Gears, el descenso de Big Boss a los infiernos, su paso de héroe a villano, un hombre consumido por el odio y la venganza. Al final no hay tal. En primer lugar no jugamos como Big Boss por lo que perdemos la evolución de tan interesante personaje.

En segundo lugar, este Fantasma es más bueno que el pan. Uno se lo imaginaba (porque así lo dieron a entender los trailers) asesinando niños, en el juego los salva, acabando con sus propios hombres, lo hace sólo para salvar el mundo, ni siquiera es capaz de acabar con Huey Emmerich, traidor, cobarde y asesino, a quien simplemente se contenta con enviar al exilio.

En quien sí se ve este descenso a los infiernos es en Kazuhira ‘Master’ Miller, quien destila odio por sus poros y de ser un personaje alegre se ha convertido en un personaje amargado y dispuesto a llevar su venganza sin importar a quien se tenga que llevar por delante.
  
Peor aún, el concepto en el que reposa el juego es simplemente estúpido. Seleccionan a un tipo que “coincidencialmente” dura en coma lo mismo que Big Boss, lo hipnotizan para que se crea el personaje original y voila tenemos un clon idéntico al genio, un hombre que si bien era soldado, no tenía el mismo entrenamiento o las vivencias que el legendario guerrero… y me perdonarán pero a mi pueden ponerme la misma cara que a Ronaldo y hacerme creer que soy él, pero si me dan un balón no creo que nunca llegue al nivel del astro.


Big Boss redefiniendo el concepto de sacar a pasear al perro...


Además, si tener un tipo igualito a Big Boss era tan fácil, ¿para qué ponerse en el complique de crearle clones? Bastaba con tener a una manga de tipos convenciéndolos que eran él y ya estaba.

Lo peor viene a nivel argumental. Esta historia tiene más huecos que un queso gruyer, y más que contestar todas las preguntas lo que hace es abrir mil más.

-La personalidad de Big Boss cambia completamente. ¿Cómo es posible que el soldado más fuerte del mundo prefiera esconderse a vengarse? (La idea de que construye el verdadero Outer Heaven es muy floja) ¿Cómo es posible que cumpla los planes de Zero –de quien es original la idea del fantasma-y abandone a su mejor amigo Kazuhira Miller por que sí?

-¿Es Solid Snake idiota? ¿Cómo es posible que no se de cuenta que los dos Big Boss a los que se enfrentó eran distintos? ¿No se dio cuenta que uno tenía un cuerno en la cabeza y era manco y el otro no?

-¿Cómo es posible que Psyco Mantis con doce años tenga tanto poder para activar un Metal Gear, luego lo eleve por los mares, controle un helicóptero y sea prácticamente invencible y años después (cuando se supone debería ser más poderoso) en su enfrentamiento con Solid Snake lo único que hace es arrojarle jarrones telepáticamente?

-Miller dice que se quedará con el Fantasma de Big Boss apoyándolo y hasta el final del juego son amigos, sin embargo, ¿dónde estaba cuando ocurre el incidente de Outer Heaven en 1995? (Reaparece eso sí, en Zanzibar cuando ayuda a Solid a derrotar al verdadero Big Boss).

-Y lo más importante….Sahelantropus, es el Metal Gear más poderoso de toda la saga…¿Qué carajos hace Big Boss durante DIEZ AÑOS con esa arma tan poderosa en su poder si cuando se da el incidente de Outer Heaven sale con otro Metal Gear patético?

Para finalizar con esta parte, hay otro detalle en el cual no he visto que hayan hecho hincapié. El juego no da la sensación de tener un final sólido (ni siquiera con la cacareada misión 51 donde recupera el Sahelantropus de manos de Liquid), la cinemática del final donde nos damos cuenta de la verdad es muy forzada (no sabemos cómo, ni dónde llega esa cinta a nuestras manos) y no da la sensación de un epílogo brillante o épico como ocurrió con el Metal Gear Solid 3, 4 o incluso el Peace Walker.


Y sin embargo, a pesar de tantas carencias 



...es también una inteligente y brillante propuesta

No nos llamemos a engaños: Kojima siempre fue claro en sus juego. Desde los trailers previos al lanzamiento dio muchas pistas sobre lo que planeaba. Muchas personas sagaces se dieron cuenta que el jugador como tal no era Big Boss, aunque lo confundieron con Frank Jaegger, Gray Fox y nunca se imaginaron que alguien tan insignificante como el doctor pudiera ser el protagonista.

Ahí es precisamente donde radica el genio de Kojima. El doctor no es nadie, no existe, no tiene nombre ni pasado. Su rostro anterior lo creamos nosotros al inicio del juego, al igual que su nombre y su fecha de nacimiento. Todos los medios que han analizado este final no dudan en afirmar que lo que hace el japonés es ponernos a nosotros, los jugadores, en el papel de Big Boss, algo similar al truco del control con Psycho Mantis en el Metal Gear Solid 1 pero mucho más profundo y significativo y yo no podría más que darles la razón.

Mi teoría es la siguiente, para Hideo Kojima la historia de Big Boss ya estaba finalizada, no tenía nada más que añadir, sin embargo, a manera de despedida quiere hacernos un homenaje a nosotros, las personas que por tantos años lo hemos acompañado, que hemos vivido las aventuras de su personaje favorito. En este juego la figura del avatar da un paso más allá y en la parte final con el título de la maravillosa canción de David Bowie rompe la cuarta pared de forma genial como lo podemos ver en este video: 




En esta parte no es Big Boss quien está comunicándose con a su fantasma sino es el propio Kojima quien nos habla a través de la voz de Kiefer Sutherland a los jugadores. Todos somos Big Boss, a través de casi dos décadas hemos creado la leyenda, hemos sido ambos (el creador y el jugador) quienes han hecho grandes a esta saga y esta es la manera –retorcida y un poco troll, no nos digamos mentiras- de Kojima de agradecernos.


Conclusiones

Pienso que a pesar de todo es una fortuna contar con este juego. Su jugabilidad, gráficos y concepto dejará un legado para los juegos que vendrán a futuro.

A nivel argumental a pesar de todas las quejas que expresé y en las que me mantengo, creo que hay muchas cosas valiosas tales como la importancia del lenguaje y los personajes conocidos como Miller, Revolver Ocelot y Zero (a quien reivindica de una forma maravillosa) están excelentemente plasmados y otros como Skull Face, Quiet y Code Talker están bien plasmados aunque creo que la forma de episodios en que está planteado el juego.


Es inevitable no quedar con una sensación contradictoria al acabar este juego. Por un lado molesta –y mucho- tan poco esmero en la historia en atar los cabos sueltos tal como lo haría un escritor un poco más serio; pero por otra parte es un placer ver de nuevo a Big Boss, meternos en su piel –y nunca dicho con tanta exactitud- y recorrer el Medio Oriente o África, además que, por lo menos para mí, las palabras de agradecimiento de Kojima me calaron bastante. Ha sido un viaje largo y un privilegio vivir tantas aventuras en este maravilloso mundo. Gracias Kojima-San.



1 comentario:

  1. buenas he leido el post y estoi de acuerdo contigo pero eso si tengo varias objeciones , para mi este final habria estado bien si el juego se hubiera basado en una continuacion del 4 por ejemplo pero al basarse cronologicamente en una parte muy importante de la saga es logico que haya tanto odio hacia lo que ha hecho kojima.

    para empezar esta el hecho de todo lo relacionado con foxhound una unidad que segun peace walker bigboss crea al volver al ejercito pero luego lo abandona y se vuelve mercenario estando en contra de EE.UU ya de aqui partimos de una laguna importante por que como sabemos bigboss es el que recluta a la mayoria de sus miembros incluyendo a solid snake.Ademas de

    sin embargo este final te da a entender que es venom snake quien recluta a la mayoria de sus miembros desde el punto de vista del epilogo en que miller declara la guerra a ocelot es logico que despues venom snake acabe en los patriots dirigiendo foxhound pero sigue siendo un sin sentido muy grande lo de la base de outher heaven que los patriots manden a snake a matarlo ( como bien dices no se da cuenta de la diferencia ) el problema no es solo venom snake y donde se situa despues del final si no la posicion del bigboss original , no tendria ni idea de quien es solid snake.

    ademas MGsolid snake de msx ya explica que el big boss de zanzibar es el mismo que el de outher heaven y que sobrevivio por que despues del combate se le implanto partes roboticas en sus extremidades por todo esto una cagada demencial .MAS que nada por que bigboss si recuerda su enfrentamiento con el .
    Gray fox cae prisionero en aouther heaven y luego en zanzibar esta de parte de bigboss .....pero si los sucesos de TPP son canonicos ¿que sentido tiene el de unirse a alguien que te a mantenido engañado y que casi hace que te maten por seguir su ideologia?

    luego esta el cambio que sufren los personajes , ocelot deja de tener un regustillo por la tortura adquirido por volgin para simplemente ser un especialista en tortura psicologica y que no le agrada mucho torturar de forma visceral ( al contrario que miller )

    psicho mantis tiene el poder de leer la mente de hecho la primera mente que lee es la de su padre , sin embargo aqui lo convierten en un " parasito " que se alimenta de la rabia y odio de las personas cercanas para aumentar sus poderes.........y no es capaz de leer la mente de venom snake que de hacerlo se habria dado cuenta de que es un impostor.

    y muchisimas cosas mas que ahora mismo no me acuerdo pero que cada vez que recuerdo mas me mosqueo .

    lo de derribar la cuarta pared no lo discuto esta muy bien pero sigo pensando que habria sido mejor hacerlo en una entrega a parte o en un metal gear que continuara los hechos del 4 pero no en este. Que pone patas arriba todo lo que ocurre en los tres juegos que le siguen

    ResponderEliminar